Follando con mi jefa madura

Salimos muy tarde del trabajo y me di cuenta de que mi jefa no dejaba de mirarme, hasta que me dijo que me llevaba a mi casa, yo accedí porque siempre me ha puesto cachonda, además es una de esas maduras que están buenísimas y claro, la invite a pasar, imaginen la tremenda sesión de sexo lésbico que disfrutamos…